Tarta de Queso con Chocolate Blanco y Frambuesas

Ingredientes:

Para la base:

  • 200 g de galletas tipo Digestive
  • 100 g de mantequilla derretida

Para el relleno:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 400 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 200 ml de nata para montar (crema de leche)
  • 100 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 150 g de frambuesas frescas (pueden ser congeladas, pero deben descongelarse y escurrirse bien)

Para decorar:

  • Frambuesas frescas
  • Virutas de chocolate blanco
  • Hojas de menta (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparar la base:
    • Tritura las galletas Digestive hasta obtener migas finas.
    • Mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.
    • Presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable de unos 23 cm de diámetro, asegurándote de que quede una capa uniforme.
    • Mete el molde en el frigorífico mientras preparas el relleno.
  2. Preparar el relleno:
    • Precalienta el horno a 160°C (320°F).
    • Derrite el chocolate blanco al baño maría o en el microondas, removiendo cada 30 segundos para evitar que se queme. Deja que se enfríe un poco.
    • En un bol grande, bate el queso crema con el azúcar hasta que esté suave y cremoso.
    • Añade la nata para montar y sigue batiendo hasta que la mezcla esté bien combinada.
    • Incorpora los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
    • Añade el extracto de vainilla y el chocolate blanco derretido, mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.
    • Finalmente, incorpora las frambuesas con cuidado, para que no se deshagan demasiado.
  3. Hornear la tarta:
    • Vierte el relleno sobre la base de galleta en el molde.
    • Hornea durante unos 50-60 minutos, o hasta que el centro de la tarta esté firme pero aún un poco tembloroso.
    • Apaga el horno y deja la tarta dentro con la puerta entreabierta durante aproximadamente una hora para que se enfríe lentamente y evitar que se agriete.
    • Después, saca la tarta del horno y deja que se enfríe completamente a temperatura ambiente.
    • Una vez fría, refrigera la tarta durante al menos 4 horas, preferiblemente toda la noche.
  4. Decorar y servir:
    • Antes de servir, decora la tarta con frambuesas frescas y virutas de chocolate blanco.
    • Si deseas, añade algunas hojas de menta para darle un toque de color y frescura.

¡Disfruta de tu deliciosa Tarta de Queso con Chocolate Blanco y Frambuesas!